GÉNOVA, Italia, February 8, 2018 /PRNewswire/ —

El limitador de fallo de corriente es una solución necesaria en las redes de servicios públicos para hacer frente al aumento de la producción de energía de fuentes renovables, facilitando su conexión en la propia red y reduciendo los riesgos asociados al posible surgimiento de fallos. El dispositivo innovador utiliza un cable MgB2 y se basa en el conocimiento de ASG dentro del diseño y fabricación de imanes para la investigación de física de partículas.  

ASG Superconductors, destacada compañía dentro del campo de los imanes súper-conductores, ha diseñado y demostrado la funcionalidad completa de un innovador dispositivo limitador de fallo de corriente súper-conductor (SFCL). Este sistema de 36kV se ha “probado como tipo” en laboratorios independientes de IPH en Berlín, bajo las condiciones de corto circuito más severas que las habituales en una red energética real.

     (Photo: https://mma.prnewswire.com/media/638558/ASG_Superconductors_Infographic.jpg )

El sistema SFCL utiliza el nuevo cable súper-conductor en Magnesium Diboride – MgB2, y es un sistema inductivo, actuando como componente de impedancia variable. Bajo condiciones operativas, el dispositivo es totalmente “invisible” para la red, evitando las dispersiones o perturbaciones, pero siendo capaz de convertirse así mismo de forma instantánea y automáticamente hasta llegar a una impedancia muy elevada (por ejemplo, la capacidad de limitar los fallos de las corrientes) cuando se produce un cortocircuito.

El sistema funciona en ausencia completa de fluidos criogénicos, que de otra forma son esenciales con las soluciones tradicionales, reduciendo la necesidad de mantenimiento. El uso de un cable súper-conductor en MgB2 hace además que el sistema sea más eficiente en comparación con uno tradicional equivalente al reducir el consumo.

La tecnología súper-conductora permite al dispositivo SFCL estar constantemente operativo incluso tras una intervención en caso de cortocircuito en la red, con un tiempo de recuperación de mili-segundos, una característica única que le distingue de otras soluciones propuestas en el mercado, pudiendo permitir que los servicios públicos progresen de forma destacada en términos de continuidad de suministro, además de evitar los costes de restauración de los componentes de red dañados en caso de producirse un cortocircuito. Estudios acerca del coste de propiedad total confirman que un sistema SFCL es a menudo la solución más eficaz con relación al coste de cara al problema relacionado con las crecientes corrientes de cortocircuito en redes energéticas de medio y alto voltaje.

La tecnología inductiva permite que los valores de voltaje del dispositivo SFCL crezcan sin cambiar sus principios operativos básicos: además del sistema 36kV, ASG ya ha diseñado un sistema 123kV adecuado para su funcionamiento en las redes de transmisión en la mayor parte de los sistemas vitales de los países europeos.

Descubra más en la página web de ASG Superconductors: http://www.asgsuperconductors.com